El sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

Regístrate ahora y guarda el contenido de ArchDaily

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

Revisa el catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

i

En todo el mundo, arquitectos están encontrando maneras geniales para reutilizar edificios antiguos. Haz clic aquí para ver las mejores remodelaciones.

¿Quieres ver los mejores proyectos de remodelación? Haz clic aquí.

i

Navega a través de edificios inspiradores con nuestra selección de videos en 360. Haz clic aquí.

Revisa nuestros inspiradores videos en 360​. Haz clic aquí.

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. Un vistazo al kit de herramientas gratuito del Gehl Institute para la planificación de la ciudad

Un vistazo al kit de herramientas gratuito del Gehl Institute para la planificación de la ciudad

  • 11:00 - 28 Enero, 2018
  • por
  • Traducido por Isadora Stockins
Un vistazo al kit de herramientas gratuito del Gehl Institute para la planificación de la ciudad
Un vistazo al kit de herramientas gratuito del Gehl Institute para la planificación de la ciudad

Este artículo fue publicado originalmente por Common Edge como "El kit de herramientas del Instituto Gehl para la creación de grandes espacios urbanos".

Jane Jacobs fue posiblemente la planificadora "ciudadana" más importante del siglo XX. Si estableciéramos una categoría relacionada para los planificadores con credenciales, entonces el gran urbanista danés Jan Gehl podría encabezar esa lista; inspirado por las ideas de Jacobs, el arquitecto y diseñador urbano ha pasado casi medio siglo estudiando y escribiendo sobre el espacio público. Ayudó a que su ciudad natal, Copenhague, se convirtiera en una especie de modelo para el urbanismo transitable y ha consultado para ciudades de todo el mundo.

Hace dos años y medio, su oficina, Gehl, lanzó una organización sin fines de lucro, el Instituto Gehl, dedicada a la participación pública, y el uso y la creación del espacio público urbano como herramienta de desarrollo económico y equidad política. Recientemente, el instituto publicó lo que describe como "herramientas para medir el espacio público y la vida pública, en forma de hojas de trabajo descargables y gratuitas". El kit de herramientas está bellamente ejecutado. La semana pasada hablé con Shin-pei Tsay, directora ejecutiva del Instituto Gehl, sobre las herramientas y lo que su grupo espera lograr con ellas.

Martin C Pedersen: Esto está extremadamente bien hecho. Es accesible tanto en contenido como en imágenes. Cuénteme cómo se creó el kit de herramientas y algunas de las ideas que lo respaldan.

Shin-pei Tsay: La práctica de Gehl ha estado desarrollando estas herramientas durante años, en muchas ciudades, usándolas y ayudando a sus clientes a usarlas. No hay muchos diseñadores urbanos que recopilan datos sobre personas y espacios públicos, y creemos que es un primer paso fundamental. Con demasiada frecuencia, el diseño ocurre sin esa información. E incluso si los diseñadores quieren usar esa información, tratar de descubrir cómo juntarla es un desafío. Queríamos combinar esas dos cosas: los datos y las formas de recopilarlos.

Hay herramientas en el libro de Jan, Cómo estudiar la vida pública, pero debido a que la misión del Instituto Gehl es facilitar la adopción de la vida pública, queríamos que sea aún más fácil para las personas acceder. De modo que, aunque no hayas sido formado en diseño, aún podrías comprender mejor el potencial. Es por eso que el lenguaje fue algo en lo que realmente trabajamos, y tratamos de hacerlo abierto y accesible. Eliminamos una gran cantidad de jerga. Y si había jerga o términos profesionales, creamos un par de animaciones para explicarlos. Pero no es solo medir. Estás utilizando lo que recolectas y lo aplicas como parte de un proceso para lograr algo tangible en el ámbito público. Como resultado, las historias que contamos son importantes, porque entonces las personas pueden ver claramente que la información provino de estas herramientas específicas y esto llevó a esta decisión. Esa fue una parte faltante de la historia, que permite a la gente ver la correlación directa entre la medida y un resultado.

MCP: Usaste la palabra "medición" varias veces. Cuesta dinero medir. Requiere experiencia. Tienes que tener cierta base en el método científico. ¿Cómo podemos hacer que esto sea parte del proceso de las personas para crear espacio público?

ST: Esa es una muy buena pregunta, y es lo que tenemos enfrente en este momento. Hay muchas ciudades que usan las herramientas. Hubo una vez la percepción de que los datos eran simplemente imposibles de recopilar y, por lo tanto, las políticas nunca podrían obligar a su uso. Lo que estamos diciendo con el kit de herramientas es que los datos son absolutamente posibles de capturar. Sí, requiere cierta experiencia, pero eso sería cierto para cualquier conjunto de datos recopilados. Si piensas en los datos de transporte, por ejemplo, esos son métricas obligatorias sobre nuestras calles que a lo largo de los años se han convertido en parte de la práctica, porque ha habido una política para cobrarlo a fin de recibir fondos. Con el tiempo sería genial ver que algo similar sucediera con algunas de nuestras mediciones.

MCP: ¿Y qué te gustaría ver finalmente como resultado?

ST: Nos encantaría ver que los planes de desarrollo pongan a las personas en el centro en su consideración del ámbito público. Es fácil seguir adelante con una "visión" de diseño y centrarse en los números y las comodidades que pueden ser atractivas para los posibles inquilinos, pero eso no llega a los fundamentos de lo que a las personas les gusta hacer en el espacio público, y los comportamientos que exhiben cuando un lugar se siente seguro, cómodo y hermoso.

MCP: ¿Cómo se cuantifica eso? ¿Cómo se cuantifica la "calidad de vida" y la "urbanidad"?

ST: Es una combinación de arte y ciencia. Teniendo cierta metodología a su alrededor, algunos estándares, para que haya comparables a otros lugares, comienzan a llegar a la cuantificabilidad de las métricas. A menudo se trata de mostrar patrones. Por ejemplo, la ciudad de Seattle usó las herramientas para evaluar algunos parklets piloto en toda la ciudad. Había una noción preconcebida de que un parklet, que se colocó en una calle ya soportada por el paisaje urbano y las plantaciones, sería el más popular, especialmente porque este parque estaba en un vecindario que aumentaba en el ingreso per cápita. Sin embargo, la comparación de este espacio con otros parklets en toda la ciudad mostró que los parklets en un vecindario con menos comodidades, un menor ingreso per cápita y una mayor diversidad étnica en realidad tenían un uso mucho más diverso. Combinar los patrones de actividad con la información demográfica, por ejemplo, es mucho más intuitivo que adivinar las comodidades. Gran parte de esto es relativo y contextual, pero eso no significa que no sea medible.

Gammeltorv en Copenhagen. Imagen © <a href='https://www.flickr.com/photos/57511216@N04/17547196266/'>Flickr user Daniel</a> licensed under <a href='https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/'>CC BY 2.0</a>
Gammeltorv en Copenhagen. Imagen © Flickr user Daniel licensed under CC BY 2.0

MCP: si pudiera tener una audiencia ideal para las herramientas, ¿quién te gustaría que realmente profundizara en estas herramientas?

ST: Yo diría que la parte superior de la lista es el personal de la ciudad, que tiene que lidiar con agendas competitivas, intercambios e inversiones, donde deben asignar recursos, de qué manera sirven a toda su ciudad. Creo que estas herramientas podrían ayudar a elucidar algunas de esas prioridades. También creo que hay potencial para trabajar con organizaciones de impacto social. Porque las herramientas brindan a los barrios la posibilidad de poseer su propia información, en lugar de ser explotados por esa información, y que otras organizaciones externas la utilicen para cambiar el vecindario, sin su consentimiento o participación.

MCP: Tengo un debate continuo con mi amigo, el escritor Alex Marshall, sobre por qué no podemos construir comunidades peatonales desde cero. Alex cree que está principalmente relacionado con las adaptaciones que hacemos para los automóviles. Creo que es esencialmente un problema de escala. Ese urbanismo refinado que amamos no se refleja en grandes desarrollos nuevos. ¿Qué piensas?

ST: Ambos están enmarcando el problema en torno a un conjunto específico de métricas de desarrollo que en realidad no están centradas en el ser humano. La planificación del transporte normalmente analiza el rendimiento del vehículo y, ahora, cada vez más, el rendimiento de los peatones y las bicicletas, pero puede que no tenga en cuenta cómo las calles son lugares donde la gente puede quedarse. La planificación del desarrollo a menudo se basa en requisitos numéricos. Debido a que ambos enfoques dependen en cierta medida de los modelos, creo que nuestras herramientas comienzan a hacer que las actividades humanas en un vecindario sean mucho más visibles. Tal vez algún día los datos de la vida pública se puedan incluir en esos modelos de planificación, especialmente dado que estamos trabajando para crear estándares para las métricas.

MCP: ¿Funciona el Gehl Institute con los desarrolladores?

ST: El Instituto Gehl no lo hace, pero la práctica de Gehl sí consulta con los desarrolladores cada vez más frecuentemente estos días. El instituto estaría interesado en hablar con grupos como Urban Land Institute u otras organizaciones que creen pautas para los desarrolladores, de modo que podamos comenzar a pensar en cómo poner estas ideas en práctica en una escala más amplia.

MCP: ¿Pueden estas herramientas funcionar a gran escala? Pregunto esto porque miro Hudson Yards en Nueva York. La escala de esos edificios es muy grande. ¿Qué puedes hacer al nivel de la calle para que sea una experiencia agradable?

ST: La concentración de los edificios es enorme; los contratiempos también son bastante desafiantes. Me parece que fue diseñado con muchas consideraciones de seguridad, por lo que hay entradas muy grandes y singulares que canalizan a las personas dentro y fuera de ellas. Las esquinas de esos bloques y los bordes son donde están las oportunidades, en términos de contrarrestar los aspectos gigantescos y abrumadores de esas calles. Tienes que abrirlos, hacerlos un poco más permeables. Incluso con la vegetación, los bordes son bastante difíciles, también. No es el tipo de lugar donde te sentirías libre para deambular. No puedes acercarte a los edificios, incluso cuando estás en el medio de la manzana.

MCP: Bueno, sabes que estás en problemas cuando la locura del arte tiene 14 pisos de altura.

ST: Va a ser difícil.

Sobre este autor/a
Martin Pedersen
Autor
Cita: Pedersen, Martin . "Un vistazo al kit de herramientas gratuito del Gehl Institute para la planificación de la ciudad" [A Close Look at the Gehl Institute's Free Toolkit for City Planning] 28 ene 2018. ArchDaily Perú. (Trad. Stockins, Isadora ) Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/887897/un-vistazo-al-kit-de-herramientas-gratuito-del-gehl-institute-para-la-planificacion-de-la-ciudad> ISSN 0719-8914

Más entrevistas en nuestro Canal de YouTube