Repensar la Monumentalidad: Escala humana en la arquitectura y los espacios públicos del Bloque Soviético del Este

Repensar la Monumentalidad: Escala humana en la arquitectura y los espacios públicos del Bloque Soviético del Este

Restos de un pasado socialista, la arquitectura monumental y los espacios urbanos de gran escala construidos por el Bloque del Este en Europa constituyen, al día de hoy, un legado desafiante que se encuentra desarticulado a los entornos y los valores contemporáneos. Aunque contrastante y cargada de ideología, esta arquitectura ha comenzado a reconciliarse con sus entornos a través de procesos de reutilización adaptativa, renovación, o a través de su recontextualización como patrimonio arquitectónico. Al (re)introducir la escala humana en estos proyectos de arquitectura monumental y en los espacios públicos, estas entidades están siendo reapropiadas, volviendo a formar parte de la vida urbana y cultural de las ciudades.

Plaza Azatlyk de Naberezhnye Chelny por DROM. Imagen © Dmitry ChebanenkoLa Pirámide de Tirana. Imagen © Gent OnuziPlaza Skanderbeg por 51N4E. Imagen © Filip DujardinPlaza Azatlyk de Naberezhnye Chelny por DROM. Imagen © Dmitry Chebanenko+ 14

Reapropiación de la arquitectura

La Pirámide de Tirana. Imagen © Gent Onuzi
La Pirámide de Tirana. Imagen © Gent Onuzi

La descuidada condición de muchos de los proyectos arquitectónicos e intervenciones urbanas de la era socialista es el resultado de varios factores, como la segmentación de la opinión pública en torno a cómo actuar o los costos de las intervenciones, ya sea para eliminarlas definitivamente o para adaptarlas a un nuevo uso. De hecho, las iniciativas para remodelar los espacios urbanos soviéticos son bastante escasas. Menos frecuentes aún son los proyectos para restaurar los colosales monumentos arquitectónicos. La escala de las intervenciones suele desalentar todo intento de reapropiación, pues la reestructuración de esos espacios requiere una visión integral y coordinada, sumada a un gran esfuerzo económico.

Propuesta para la remodelación de la Pirámide de Tirana. Imagen cortesía de MVRDV
Propuesta para la remodelación de la Pirámide de Tirana. Imagen cortesía de MVRDV

El descuido de estas arquitecturas es, hasta cierto punto, comprensible. Algunos de estos edificios -que una vez fueron destinados a expresar el espíritu de una ideología sociopolítica-, o han perdido gradualmente su significado y valor para la comunidad local, o ya no cumplen una función útil, por lo que su conservación ha dejado de ser una prioridad. Al igual que muchos otros ejemplos de la arquitectura soviética, en el pasado, la Pirámide de Tirana iba a ser demolida, pero como la idea de derribar el edificio encontró un amplio rechazo público, el municipio contrató a MVRDV para rehabilitar la instalación. El proyecto aspiraba a transformar la antigua estructura en un centro multifuncional de tecnología y educación para la juventud de Tirana. El plan fue discutido durante mucho tiempo y, finalmente, este año les concedieron el permiso para comenzar con la renovación: una lucha ganada en el camino hacia la revitalización de este tipo de arquitectura.

Monumento Buzludja. Imagen © <a href='https://commons.wikimedia.org/wiki/File:20140622_Buzludzha_016.jpg'>Mark Ahsmann</a> licensed under <a href='https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/deed.en'>CC BY-SA 4.0</a>
Monumento Buzludja. Imagen © Mark Ahsmann licensed under CC BY-SA 4.0

En Bulgaria, la actitud pública hacia estos monumentos comunistas está cambiando, generando que la situación de los mismos en cuanto a su abandono haya comenzado a dar un giro de 180 grados. El Monumento Buzludja es un famoso ejemplo de arquitectura socialista utilizado como museo y espacio de eventos en la época previa a la caída del régimen comunista. Luego de su abandono, en 2015, se creó el Proyecto Buzludja, buscando crear una campaña para la preservación del monumento y el desarrollo de una estrategia integral para su reutilización como centro educativo, artístico y turístico. Además, en 2019, la Fundación Getty de Los Ángeles acudió en ayuda del monumento con una subvención de 185.000 dólares para la creación de un plan de preservación.

Torre de TV de Berlín. Imagen © <a href='https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Berlin_TV-Tower.JPG'>RudolfSimon</a> licensed under <a href='https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en'>CC BY-SA 3.0</a>
Torre de TV de Berlín. Imagen © RudolfSimon licensed under CC BY-SA 3.0

Sin embargo, no todos los edificios fueron erguidos bajo las mismas circunstancias y su recepción pública no siempre fue positiva, principalmente en aquellos que fueron construidos durante controvertidos momentos históricos. La Torre de Televisión de Berlín, por ejemplo, sufrió una radical transformación simbólica después de 1989, convirtiéndose en una marca para la ciudad reunificada. Aunque en los primeros años tras la caída del Muro de Berlín se pidió su demolición, comenzó a haber una aceptación gradual de la estructura y de su arquitectura futurista. En este caso, el replanteamiento de la monumental estructura no implicó una intervención arquitectónica, sino un cambio en su identidad simbólica. A diferencia de este caso, no ocurrió lo mismo con el Palacio de la República, antigua sede del parlamento de la RDA (República Democrática Alemana), demolido en 2008 para dar cabida a la reconstrucción del Palacio Prusiano de Berlín, demolido bajo el régimen comunista.

Reestructuración de los espacios públicos

Plaza Skanderbeg por 51N4E. Imagen © Filip Dujardin
Plaza Skanderbeg por 51N4E. Imagen © Filip Dujardin

Para estos regímenes autoritarios, los espacios urbanos eran una componente fundamental. En la mayoría de los casos, las nuevas identidades democráticas no lograr infundir en estos sitios los nuevos valores e ideas de la sociedad. Amplios bulevares, grandes vacíos urbanos -impresionantes cuando se ven desde arriba, pero en total desconexión con la escala humana-, largas distancias y falta de actividades para los peatones, eran criterios comunes a la hora de diseñar las áreas públicas de los entornos urbanos socialistas. Como estos lugares tenían principalmente una función estética y simbólica, no había ninguna preocupación por crear oportunidades para el compromiso y el encuentro social. Recientemente, algunas ciudades han centrado sus esfuerzos en permitir el desarrollo de una vida urbana vibrante en estos sectores fragmentados y despersonalizados.

Plaza Skanderbeg por 51N4E. Imagen © Filip Dujardin
Plaza Skanderbeg por 51N4E. Imagen © Filip Dujardin

En la reestructuración de los espacios públicos, una de las historias más exitosas tiene que ser la Plaza Skanderberg de Tirana. La superficie de la plaza, ahora reorganizada, es una pirámide amplia y plana que coloca a los ciudadanos a la par de los edificios circundantes, contrarrestando así la monumentalidad opresiva del contexto arquitectónico comunista. El estudio de arquitectura 51N4E, con sede en Bruselas, transformó así el principal espacio público de Tirana en una gran zona peatonal acompañada de agua y jardines, creando un marco para una vida urbana dinámica.

Plaza Azatlyk de Naberezhnye Chelny por DROM. Imagen © Dmitry Chebanenko
Plaza Azatlyk de Naberezhnye Chelny por DROM. Imagen © Dmitry Chebanenko

En muchos otros casos, los grandes planes urbanos de los regímenes totalitarios nunca llegaron a realizarse, dejando atrás piezas desarticuladas e incoherentes en el tejido urbano. La Plaza Azatlyk de Naberezhnye Chelny, en Rusia, fue diseñada inicialmente en torno a un eje destinado a conectar el edificio municipal con el museo de Lenin. Este último nunca se construyó, y la plaza permaneció como un monótono vacío urbano, desconectado de la vida de la ciudad. La Oficina de Arquitectura DROM logró rediseñar y adaptar esta plaza, creando un espacio público dinámico, plural e inclusivo. A través de la reestructuración del área en torno a de múltiples funciones centrales y la reubicación del antiguo eje, la plaza ha sido modificada para acomodar una escala más humana.

Plaza Azatlyk de Naberezhnye Chelny por DROM. Imagen © Dmitry Chebanenko
Plaza Azatlyk de Naberezhnye Chelny por DROM. Imagen © Dmitry Chebanenko

Después de más de treinta años, todavía queda mucho por hacer. Aún hay una gran cantidad de espacios públicos y edificios de la era socialista que necesitan de estrategias para su reutilización y reestructuración adaptativa, a fin de que estos elementos comiencen a expresar el espíritu social y sostenible de los entornos urbanos contemporáneos. Los ejemplos son pocos y dispersos, pero se espera que sean una inspiración para propiciar nuevos cambios.

Este artículo es parte del Tema del mes en ArchDaily: Escala Humana. Cada mes exploramos un tema en profundidad a través de artículos, entrevistas, noticias y obras. Conoce más sobre nuestros temas aquí. Y como siempre, en ArchDaily valoramos las contribuciones de nuestros lectores. Si quieres postular un artículo o una obra, contáctanos.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Cutieru, Andreea. "Repensar la Monumentalidad: Escala humana en la arquitectura y los espacios públicos del Bloque Soviético del Este " [Reframing the Monumental: Reclaiming the Architecture and Public Spaces of the Former Eastern European Bloc] 30 oct 2020. ArchDaily Perú. (Trad. Maiztegui, Belén) Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/950521/repensar-la-monumentalidad-escala-humana-en-la-arquitectura-y-los-espacios-publicos-del-bloque-sovietico-del-este> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.