Li Hua de TAO: "No hay suficiente debate sobre cómo equilibrar la modernización con la preservación"

El arquitecto Li Hua nació en 1972 en China. Estudió arquitectura en la principal escuela del país, la Universidad de Tsinghua, en la cual obtuvo su licenciatura (1994) y su maestría (1997). Continuó sus estudios en la Universidad de Yale, donde se graduó con un segundo Master en Arquitectura en 1999. Luego, se quedó un tiempo en los Estados Unidos, trabajando en Nueva York para el estudio Herbert Beckhard Frank Richlan & Associates. Los fundadores de la firma solían ser socios en la oficina de Marcel Breuer antes de comenzar su propia práctica a principios de los 80. Esta experiencia introdujo a Hua en el manejo de materiales como la mampostería y el hormigón prefabricado al trabajar en proyectos culturales y educativos en la zona de Nueva York. Al regresar a Beijing en 2003, Hua fundó el Estudio de Arquitectura Universal (UAS) con su antiguo compañero de clase de Tsinghua. Paralelamente, comenzó su carrera docente, primero en la Academia Central de Bellas Artes, CAFA y luego en su Alma Máter. En 2009, Hua dejó la sociedad y estableció su propio estudio, Trace Architecture Office, TAO. Su estudio cuenta actualmente con unos veinte arquitectos. Entre los proyectos construidos más destacados del TAO se encuentran la Escuela Secundaria de Huandao en la provincia de Hainan (2018), la Mansión del Café de Xinzhai en Yunnan (2018), la Fábrica de Balsas de Bambú de Wuyishan en Fujian (2013) y el Museo del Papel Artesanal en Yunnan (2010). El arquitecto ganó muchos prestigiosos honores y fue preseleccionado para el Premio Aga Kahn de 2013. La siguiente entrevista se realizó en el despacho del arquitecto en el pueblo de Caochangdi, un próspero centro de arte y cultura en las afueras de Beijing.

Gilles Saucier de Saucier+Perrotte Architectes: "La arquitectura es algo que nunca olvidarás"

Gilles Saucier, un importante arquitecto canadiense y socio del estudio Saucier+Perrotte Architectes, fundado en 1988 en Montreal, me invitó a su estudio para debatir sobre sus metodologías comentándome, entre otras cosas, de qué manera comienza sus proyectos de diseño y cuáles son sus principales fuentes de inspiración. Con el simple hecho de observar y visitar sus edificios, uno puede pensar que este arquitecto le otorga una especial relevancia al rendimiento y la eficiencia. Sus edificios impecablemente construidos y vanguardistas parecen rememorar a los coches de carreras de Fórmula 1. Pero cuando uno ingresa en la oficina de Saucier, un laboratorio oscuro y misterioso donde el arquitecto experimenta en primera persona con raíces de árboles, ramas, madera, vidrio, rocas, resina, cera de abejas y otros materiales orgánicos, el verdadero enfoque e intención de su trabajo comienza a salir a la luz.

Wang Shuo de META-PROJECT: “Debemos aprovechar lo espontáneo y genuino"

El arquitecto Wang Shuo nació en Beijing en el año 1981. Creció en una familia de neurocientíficos y se destacó tempranamente en el campo de las matemáticas, ganando las olimpiadas nacionales de matemáticas cuando estaba en el instituto. En lugar de dedicarse a la informática, como muchos de sus compañeros de clase, Wang Shuo optó por estudiar arquitectura. La decisión fue totalmente intuitiva. Obtuvo su licenciatura en arquitectura en el año 2004 a través de la Universidad de Tsinghua (Beijing) y completó su maestría en el año 2006 en la Universidad Rice de Houston. Su tesis se llamó Wild Beijing (Beijing salvaje), y se centró en el fenómeno del urbanismo espontáneo de Beijing. Después de completar su formación, Wang trabajó durante un año en el estudio GLUCK+ de Peter Gluck (Nueva York). La oficina se caracteriza por realizar proyectos prácticos de diseño y construcción y por actuar, a la vez, como contratista general de sus obras, adquiriendo un gran control sobre la calidad final de la construcción. Después de su estancia en América, Wang se trasladó a Europa donde trabajó dos años para OMA (Rotterdam). Allí tuvo la oportunidad de interactuar con Rem Koolhaas y de trabajar en complejos proyectos en los cuales diversas capas de vida social, cultural y cotidiana se superponían para crear espacios activos y verdaderamente contemporáneos.

Eran Chen: "Podemos encontrar formas para que los edificios se comuniquen entre sí"

El arquitecto Eran Chen (nacido en 1970), establecido en Nueva York, nació y creció en Beer Sheva, Israel, donde sus abuelos polacos, sobrevivientes del Holocausto, se establecieron justo después de la Segunda Guerra Mundial. Al principio, el apellido polaco original largo se abreviaba como Chen, que se pronuncia "Khen". En hebreo, significa encanto. Después de cuatro años en el ejército, después de la escuela secundaria, Chen estudió arquitectura en la Academia de Artes y Diseño de Bezalel en Jerusalén, la mejor escuela de arquitectura del país. Al graduarse en 1999, se aventuró a Nueva York para obtener experiencia profesional. Fue contratado por Perkins Eastman, un gigante global de más de 1.000 arquitectos con sede en Nueva York. En solo unos años, Chen se convirtió en el director más joven de la compañía para supervisar el diseño de sus propios y diversos proyectos, incluidas varias propuestas ganadoras de concursos. Para entonces se casó, se convirtió en padre, arquitecto licenciado y se instaló en la ciudad que ahora llama hogar. En 2007, Chen decidió avanzar por su cuenta. Se centró en trabajar con desarrolladores en proyectos residenciales, principalmente en Nueva York, así como en otras ciudades importantes en los Estados Unidos y en todo el mundo. Muchos de los proyectos de Chen están situados en lugares urbanos densos. Se trata de reinventar la tipología de vida familiar de los edificios como cajas extruidas. Nos reunimos en la ajetreada oficina del arquitecto de Manhattan con más de 100 arquitectos jóvenes y ambiciosos que ayudan a Chen a hacer que nuestras ciudades sean más habitables. Discutimos su concepto de aldea vertical urbana y la idea verdaderamente democrática de que cada apartamento, sin importar dónde se ubique en el edificio, puede convertirse en un penthouse.

Yona Friedman: Una arquitectura que no tenga pisos, paredes ni techos

Durante toda su carrera, Yona Friedman ha ocupado un lugar inusual dentro del mundo de la arquitectura; Su concepto distintivo, la Ville Spatiale, que propuso por primera vez en 1956, combina el pensamiento megastructural que se ve en proyectos posteriores como Plug-In City de Archigram. Una total libertad para que los ocupantes diseñen y construyan sus propios hogares dentro de la estructura. En esta ocasión, para su producción City of Ideas”, Vladimir Belogolovsky entrevistó a Friedman en su casa de París para hablar sobre la Ville Spatiale y sus teorías de la arquitectura móvil e improvisada.

Zhang Ke de ZAO/standardarchitecture: "¿Es posible una nueva revolución?"

El arquitecto Zhang Ke, cuya sede está en Beijing, se educó primero en la escuela líder de China, la Universidad de Tsinghua, y luego se graduó del GSD de Harvard en 1998. El primero lo dotó de conocimientos técnicos, mientras que el segundo lo alentó a cuestionar los elementos esenciales de la profesión, como por qué construimos. Después de trabajar durante tres años en Boston y Nueva York, Ke regresó a Beijing para abrir su práctica en 2001.

Philip Yuan de Archi-Union Architects: "Construir debería ser considerado un proceso artístico"

Aunque los grandes ganadores de la Bienal de Arquitectura de Venecia de 2018 fueron el pabellón suizo y el británico, con su investigación sobre el "espacio libre", fueron los participantes de China los que particularmente demostraron un implacable progreso en el campo arquitectónico. Emplazado en la parte posterior del Arsenale, el Pabellón Chino presentó docenas de obras construidas en toda la extensión de su territorio, evidenciando en cada proyecto un impacto social positivo, logrado a través de la participación de los habitantes locales en los procesos constructivos. Entre los arquitectos chinos más reconocidos que se presentaron en el pabellón se encontraba Philip Yuan, un educador y profesional con sede en Shanghai, cuyo despacho Archi-Union Architects se ha convertido en una voz importante en la ya distintiva escena de la arquitectura china contemporánea.

Jürgen Mayer H: "Hacemos arquitectura porque creemos en un futuro mejor"

El arquitecto Jürgen Mayer H. fundó su empresa J.MAYER.H en el año 1996 en Berlín. Estudió tanto en Alemania (Universidad de Stuttgart) como en los Estados Unidos (Cooper Union y Princeton). En 2010 me comentó que, aunque su sólida formación profesional en Alemania le había proporcionado un gran caudal de conocimiento sobre los aspectos técnicos y prácticos de la arquitectura, aún le faltaba una visión clara sobre cómo desarrollar un pensamiento y un lenguaje arquitectónico propio.

Neri&Hu: "No ha pasado nada en 50 años. Lo único que estamos haciendo son variaciones”

Lyndon Neri (1965, Filipinas) se graduó de la universidad de Harvard y Rossana Hu (1968, Taiwán) de la universidad de Princeton. Ambos se conocieron mientras cursaban una licenciatura en la Universidad de California, en Berkeley. Antes de fundar su estudio Neri&Hu en Shanghai en el año 2004 -un estudio prolífico y multidisciplinario con más de 100 arquitectos y diseñadores internacionales asociados- la pareja trabajó durante aproximadamente una década en Princeton, en el estudio Michael Graves & Associates. Entre sus obras más reconocidas se encuentran el hotel “Waterhouse at South Bund” en Shanghai, “El Amurallado – Retiro Tsingpu Yangzhou”, y la capilla Suzhou. Además de dirigir un despacho de arquitectura y un estudio de diseño, los socios dirigen una tienda llamada "Design Republic" y actúan como directores creativos de una marca de muebles conocida como "Stellar Works". El siguiente es un extracto de nuestra sincera conversación en su oficina de Shanghai.

Steven Holl: "Creo que la arquitectura puede cambiar la forma en que vivimos, puede cambiar a una persona, puede cambiar el mundo"

La ciudad de Nueva York ahora tiene tres edificios de Steven Holl: Higgins Hall Insertion en Pratt Institute en Brooklyn (2005), Campbell Sports Center para Columbia University en Upper Manhattan (2013) y Hunters Point Community Library en Long Island City, Queens, que abrirá sus puertas al público el 24 de septiembre. El evento coincide con el nuevo libro de Holl, Compression que tiene la imagen de la librería en su portada; este es el quinto volumen del manifiesto escrito por el arquitecto, una serie de 30 años de producción de Princeton Architectural Press. El nuevo edificio, del tamaño del letrero neón rojo Pepsi-Cola, con un hito cercano, es un paralelogramo de concreto robusto que se distingue por los recortes acristalados de varios pisos suavemente perfilados. Se encuentra prominentemente en un nuevo paseo público a pocos metros del East River, directamente al otro lado del complejo de las Naciones Unidas en el centro de Manhattan y el extremo sur de la isla Roosevelt con su monumento Franklin D. Roosevelt Four Freedoms Park de Louis Kahn. El nuevo edificio es a la vez un punto de referencia icónico, visible desde el East Side de Manhattan y los transbordadores, y aunque tardó nueve años en completarse, su finalización es una señal positiva del compromiso de Nueva York con los proyectos públicos diseñados por los mejores arquitectos.

Ricardo Bofill: “¿Por qué las ciudades históricas son más bonitas que las ciudades modernas?”

Para los no iniciados, Ricardo Bofill podría ser comprendido como una suerte de camaleón. Si uno compara el posmodernismo de sus proyectos en París en la década de 1980, con sus recientes torres de vidrio y acero y el estoicismo austero de su propia casa - estudio renovada en los ochenta, podría ser perdonado por pensar que no hay una consistencia presente a lo largo de toda su obra. Sin embargo, como Bofill revela en esta entrevista de Vladimir Belogolovsky de la serie "City of Ideas" (2016), sus proyectos en realidad están enraizados en conceptos de regionalismo y procesos que, aunque recientemente adquirieron popularidad entre la comunidad arquitectónica en general, han sustentado su mente arquitectónica desde los veinte años.

Eduardo Souto de Moura: “Más allá de una solución, busco una expresión”

El enfoque arquitectónico del ganador del Premio Pritzker 2011, Eduardo Souto de Moura, puede ser difícil de resumir. Sus convicciones sobre cuestiones de estética y diseño son sólidas, pero también muy individuales y, en ocasiones, incluso inusuales. En su trabajo, esto se traduce en edificios enigmáticos, pero no llamativos en palabras del jurado del Pritzker Prize 2011 sus edificios "tienen una capacidad única para transmitir características aparentemente conflictivas: poder y modestia, valentía y sutileza, autoridad pública audaz y sentido de intimidad, al mismo tiempo”. En la última entrevista de su serie City of Ideas”, Vladimir Belogolovsky habla a Souto de Moura para probar su mente arquitectónica y comprender el pensamiento detrás de estas obras poderosas pero modestas.

Renzo Piano: “Si solo dibujas lo que sabes, no vas a ninguna parte”

Justo después de graduarme de la Escuela de Arquitectura Cooper Union a mediados de los 90, me dirigí a Italia para participar en un concurso de talleres. Entre cervezas, un compañero competidor me enfrentó: "¿Quién es tu arquitecto favorito?" Sorprendido, pronuncié el primer nombre que me vino a la mente: "Renzo Piano". Poco después, me di cuenta de que era cierto. En ese mismo viaje, fui a Génova para visitar la oficina del arquitecto, en las laderas de una colina sobre el mar en Via Pietro Paolo Rubens 29; para tocar, oler y discutir de primera mano el trabajo de Piano. Para entonces, su arquitectura estaba totalmente expresada y sus mejores obras ya estaban producidas: Centre Pompidou en París (con Richard Rogers, 1971-77); La Colección Menil en Houston (1982-86); Estadio de fútbol San Nicola en Bari, Italia (1987-90); Terminal de Aeropuerto Internacional de Kansai (1988-94) en Osaka, Japón; Museo Fundación Beyeler en Riehen, Suiza (1991-97); y el Centro Cultural Jean-Marie Tjibaou en Noumea, Nueva Caledonia (1991-98). La arquitectura de Piano está bien equilibrada. Es atrevido y radical, sin embargo, siempre se cita impecablemente, está meticulosamente diseñada y se integra hermosamente con el paisaje y la luz natural. Además de realizar las funciones disponibles, sus edificios a menudo se levantan del suelo para admitir mucha luz solar y crear espacios públicos de reunión frente a ellos; sus líneas elegantes y sus detalles refinados evocan hermosos barcos o instrumentos musicales gigantes.