Yvonne Farrell y Shelley McNamara, Premio Pritzker 2020

Yvonne Farrell y Shelley McNamara, Premio Pritzker 2020

Este año, el Premio Pritzker ha sido otorgado a las arquitectas y educadoras Yvonne Farrell y Shelley McNamara de Grafton Architects. Con sede en Dublín, Irlanda, las galardonadas son reconocidas por sus intervenciones contextuales y modernas que están atentas a la historia, demostrando altos niveles de sensibilidad y artesanía.

University of Limerick Medical School. Image © Dennis Gilbert University Campus UTEC Lima. Image © Iwan Baan Institut Mines Télécom. Image © Alexandre Soria Solstice Arts Centre. Image © Ros Kavanagh + 5

En poco más de 40 años, el dúo ha completado numerosos proyectos que ayudaron a mejorar las ciudades y responder a las necesidades locales en Irlanda, Reino Unido, Francia, Italia y Perú. Farrell y McNamara, corresponden a los 47º y 48º laureados del Premio Pritzker, y son las dos primeras ganadores del premio en Irlanda.

El dúo que estuvo detrás de la Bienal de Venecia de 2018, que describe a la arquitectura "como una de las actividades culturales más complejas e importantes del planeta", se conoció en la School of Architecture de la University College Dublin (UCD). Al graduarse, a Farrell y McNamara se les ofreció la oportunidad de enseñar. De hecho, siempre han considerado esta parte de la profesión como una "realidad paralela [...] y una forma de destilar [su] experiencia, para luego dársela a las otras generaciones que vienen". Han sido conferencistas en muchas instituciones mundiales, incluyendo la École Polytechnique Fédérale de Lausanne y la Academia di Architettura di Mendrisio.

University of Limerick Medical School. Image © Dennis Gilbert
University of Limerick Medical School. Image © Dennis Gilbert

En 1978, la pareja estableció Grafton Architects, originalmente una oficina de tres miembros. La práctica que lleva el nombre de la calle de su oficina original, tiene una amplia cartera con importantes proyectos culturales y académicos, como el Urban Institute of Ireland, University College Dublin (Dublín, Irlanda 2002); Solstice Arts Centre (Navan, Irlanda 2007); Loreto Community School (Milford, Irlanda 2006); y la Medical School, University of Limerick (Limerick, Irlanda 2012).

Comenzando su despertar arquitectónico en sus primeros años de infancia, McNamara recuerda su primer descubrimiento, una casa del siglo XVIII en la calle principal de la ciudad de Limerick, donde el espacio y la luz despertaron sus sentidos. Farell, por otro lado, estaba fascinada por su ciudad natal, Tullamore, Condado de Offaly, especialmente por su paisaje natural, donde se sentía "cerca de la naturaleza".

Lejos de sus proyectos en su Irlanda natal, su primera comisión internacional, la Universita Luigi Bocconi en Milán (Milán, Italia 2008), fue galardonada con el World Building of the Year en la inauguración del World Architectural Festival 2008 en Barcelona. Más adelante, en 2015, el Real Instituto de Arquitectos Británicos (RIBA) otorgó al desafiante Campus Universitario UTEC Lima (Lima, Perú 2015) el primer Premio Internacional RIBA 2016.

University Campus UTEC Lima. Image © Iwan Baan
University Campus UTEC Lima. Image © Iwan Baan

En constante diálogo con el entorno, las arquitectas explican que su trabajo es una búsqueda continua de "una arquitectura que se encargue de intensificar las relaciones de la arquitectura con su contexto". De hecho, su obra recién terminada, la Université Toulouse 1 Capitole, School of Economics (Toulouse, Francia 2019) es una reinterpretación metafórica de una ciudad llena de puentes, muros, paseos y torres de piedra.

De la misma forma, como anunció el Pritzker, el trabajo de Yvonne Farrell y Shelley McNamara siempre ha girado en torno a los seres humanos. En realidad, su sentido de escala y proporción les ayudó a generar espacios íntimos en entornos relativamente hostiles. En ese sentido, McNamara afirma que “la arquitectura es un escenario para la vida humana. Nos conecta con el mundo de una forma que posiblemente ninguna otra disciplina podría.”

Siendo miembros del Instituto Real de Arquitectos de Irlanda y del Instituto Real de Arquitectos Británicos RIBA, Farrell y McNamara han formado parte de la Cátedra Kenzo Tange en la Harvard Graduate School of Design (2010) y la Cátedra Louis Kahn en la Universidad de Yale (2011). Ganadoras del Premio León de Plata 2012 en la Bienal de Venecia por la exposición “Architecture as New Geography”, fueron nombradas en 2018 co-comisarias de la 16a Exposición Internacional de Arquitectura con el tema FREESPACE. En 2019, la RIAI les otorgó la Medalla RIAI James Gandon por su trayectoria de vida en arquitectura y la Medalla Real de Oro RIBA en 2020.

Finalmente, con respecto a su trabajo actual en curso, sus proyectos incluyen el Edificio Marshall en la London School of Economics and Political Science, y el edificio Oxford Street Department Store, ambos en Londres. Sus intervenciones en Dublín comprenden el Barrio Cultural Parnell Square, la Biblioteca de la Ciudad; las Oficinas Centrales de la Junta de Suministro de Electricidad; el Hotel Vicar St; el Edificio Booterstown, el Centro de Interpretación así como el Coastal Meadow y el Centro Educacional Dublin 7.

Cita del Jurado

Institut Mines Télécom. Image © Alexandre Soria
Institut Mines Télécom. Image © Alexandre Soria

Yvonne Farrell y Shelley McNamara han desempeñado juntas su papel como arquitectas por cuarenta años, lo que refleja claramente los objetivos del Premio Pritzker: reconocer el oficio de la arquitectura, así como el constante servicio a la humanidad con un equipo de trabajo que va dejando un legado importante.

En su práctica profesional con Grafton Architects en Dublín, Irlanda, desde 1978, han perseguido de manera constante una arquitectura de alta calidad para contextos específicos, tomando en cuenta sus funciones y específicamente las personas que habitarían y usarían estos nuevos espacios. Su obra incluye edificios educativos, viviendas e instituciones culturales y cívicas. Siendo pioneras en un campo que tradicionalmente ha sido y sigue siendo una profesión dominada por los hombres, Yvonne Farrell y Shelley McNamara, son ejemplos destacados para todos aquellos que quieren forjar una ejemplar carrera profesional.

Muchos de sus edificios están ubicados en su país de origen, Irlanda, pero a través de concursos, han ganado importantes comisiones para otros lugares del mundo, como Italia, Francia y Perú. Con una profunda comprensión del lugar obtenido a través de su investigación, agudos sentido de observación, exploraciones abiertas y siempre curiosas y un profundo respeto por la cultura y el contexto, Farrell y McNamara pueden hacer que sus edificios respondan a un entorno y una ciudad de la manera más adecuada, mientras siguen siendo frescos y modernos. Esta profunda comprensión del "espíritu de lugar" significa que sus trabajos mejoran la comunidad local. Sus edificios son "buenos vecinos" que buscan hacer una contribución más allá de los límites del edificio y hacen que una ciudad funcione mejor. Las viviendas North King Street Housing en Dublín (2000) es un ejemplo de esto: crea un patio interior y un respiro de las concurridas calles adyacentes.

Su enfoque hacia la arquitectura siempre es honesto, revelando una comprensión de los procesos de diseño y construcción, desde estructuras a gran escala hasta los más mínimos detalles. A menudo es en estos detalles, especialmente en edificios con presupuestos modestos, donde se puede sentir un gran impacto. Por ejemplo, el Instituto Urbano de Irlanda (Dublín, 2002) emplea lo que los arquitectos llaman una "piel hecha a mano" para crear un edificio visualmente interesante a través de cambios en los materiales que responden a las aberturas, pliegues, necesidades de sombra y otras preocupaciones. Al mismo tiempo, emplea metodologías de control ambiental, buenas prácticas y sentido común para un edificio eficiente y sostenible. En un sitio especialmente sensible en Dublín, las oficinas magistrales del Departamento de Finanzas (2009) dan fe de su conocimiento y cuidado en la selección de materiales y técnicas de construcción con una barandilla y puerta de bronce cuidadosamente hechas a mano y piedra caliza lijada en las fachadas.

Las arquitectas son hábiles y exitosas trabajando a muchas escalas, desde grandes edificios institucionales hasta una casa de poco más de 100 metros cuadrados. Sin gestos grandiosos o frívolos, han logrado crear edificios que son presencias monumentales cuando es apropiado, pero aun así están divididos en zonas y detallados de tal manera que produzcan espacios más íntimos que crean comunidad dentro. En sus grandes edificios, como el Campus Universitario UTEC (2015) en Lima, Perú o el Edificio de la Escuela de Economía (2008) en la Universita Luigi Bocconi, han logrado una escala humana a través de la composición de espacios y volúmenes de diferentes tamaños. Los diálogos que crean entre edificios y alrededores demuestran una nueva apreciación tanto de sus obras como de su lugar.

Como una constante en su enfoque, las arquitectas entienden cómo diseñar secciones complejas de edificios de tal manera que las vistas conecten los profundos espacios interiores con el reino exterior más amplio, permitiendo que la luz natural penetre y anime espacios profundos dentro de un edificio. A menudo, la luz fluye desde tragaluces o ventanas de pisos superiores a través de los interiores de sus edificios, brindando calidez e interés visual, ayudando a los habitantes a orientarse fácilmente en los espacios y brindando la conexión siempre necesaria al exterior.

Por su integridad en su enfoque tanto de sus edificios, como por la forma en que llevan a cabo su práctica, su creencia en la colaboración, su generosidad hacia sus colegas, especialmente como se evidencia en eventos como la Bienal de Venecia 2018, su compromiso incesante con la excelencia en arquitectura, su actitud responsable hacia el medio ambiente, su capacidad de ser cosmopolitas al mismo tiempo que abrazan la singularidad de cada lugar en el que trabajan, por todas estas razones y más, Yvonne Farrell y Shelley McNamara reciben el Premio Pritzker de Arquitectura 2020.

Solstice Arts Centre. Image © Ros Kavanagh
Solstice Arts Centre. Image © Ros Kavanagh

Miembros del jurado del Premio Pritzker de Arquitectura 2020:

  • Stephen Breyer (Presidente): Juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos. Washington DC
  • André Aranha Corrêa do Lago: crítica arquitectónica, curadora y embajadora brasileña en la India. Delhi, India
  • Barry Bergdoll: historiador de la arquitectura, educador, curador y autor. Nueva York, Nueva York.
  • Deborah Berke: Arquitecta y educadora. Nueva York, Nueva York.
  • Kazuyo Sejima: Arquitecta y Premio Pritzker 2010. Tokio, Japón.
  • Benedetta Tagliabue: Arquitecta y Educadora. Barcelona, España.
  • Wang Shu: Arquitecto, Educador y Premio Pritzker 2012. Hangzhou, China.
  • Martha Thorne: (Directora ejecutiva). Decano, IE School of Architecture & Design. Madrid, España.

Sigue la cobertura del Premio Pritzker en ArchDaily

Sobre este autor/a
Cita: Harrouk, Christele. "Yvonne Farrell y Shelley McNamara, Premio Pritzker 2020" 03 mar 2020. ArchDaily Perú. (Trad. Dejtiar, Fabian) Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/934795/yvonne-farrell-y-shelley-mcnamara-premio-pritzker-2020> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.