Los misterios detrás de la planificación urbana de Manhattan, Nueva York

Los misterios detrás de la planificación urbana de Manhattan, Nueva York

En 1942, menos de un año después de que los Estados Unidos entraran en la Segunda Guerra Mundial, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos comenzó rápida y silenciosamente a adquirir grandes parcelas de tierra en áreas remotas de tres estados. Poco después, miles de jóvenes diseñadores, ingenieros, planificadores, científicos y sus familias comenzaron a llegar a estos sitios que estaban fuertemente protegidos de la vista del público. Los trabajadores construyeron cientos de edificios, incluidas casas, estructuras industriales, laboratorios de investigación e instalaciones de prueba a una velocidad y escala sin precedentes.

Señal de entrada a Los Alamos. Imagen Cortesía de National Archives and Records AdministrationPrototipo de energía integrada de fabricación aditiva (AMIE), 2015. Imagen Cortesía de Skidmore, Owings & Merrill LLPVista aérea de la planta K-25, Oak ridge, 1945. Imagen Cortesía de National Archives and Records AdministrationFlat Top House, Oak Ridge, 1944. Imagen Cortesía de National Archives and Records Administration+ 6

En el transcurso de tres años, más de 125,000 personas residían en estas ciudades que parecían haber aparecido casi de la noche a la mañana. Estas ciudades no aparecieron en mapas y los funcionarios del gobierno se negaron a reconocer su existencia. Parecía como si la gente estuviera entrando, pero nadie salía, creando una sensación de curiosidad por lo que estaba sucediendo detrás de los muros vigilados.

Señal de entrada a Los Alamos. Imagen Cortesía de National Archives and Records Administration
Señal de entrada a Los Alamos. Imagen Cortesía de National Archives and Records Administration

El misterio que envolvía estos sitios secretos, apodado el Proyecto Manhattan debido a que su gestión de proyectos se basa en el Distrito de Ingenieros de Manhattan del Cuerpo de Ejército, se reveló cuando Estados Unidos lanzó una bomba atómica el 6 de agosto de 1945. El presidente Harry Truman anunció que estas ciudades, ahora conocido como Los Alamos, Nuevo México; Oak Ridge, Tennessee; y Hanford, Washington fueron construidos con un propósito: producir un arma de destrucción masiva a una escala que nunca antes se había hecho. Si bien no hay duda de que la ética de la guerra nuclear todavía está bajo un intenso escrutinio y debate, estas "ciudades secretas" representaron uno de los avances tecnológicos y científicos más importantes jamás realizados.

Prototipo de energía integrada de fabricación aditiva (AMIE), 2015. Imagen Cortesía de Skidmore, Owings & Merrill LLP
Prototipo de energía integrada de fabricación aditiva (AMIE), 2015. Imagen Cortesía de Skidmore, Owings & Merrill LLP

El éxito del proyecto Manhattan se debió en gran parte a las estrategias de arquitectura, ingeniería y planificación urbana que desarrollaron tres ciudades completamente nuevas en un período de tiempo muy corto. Estas ciudades reflejaron ideas de vanguardia sobre diseño espacial, viviendas masivas, ingeniería civil y técnicas de construcción modular. Debido a eso, sus principios urbanos y métodos de construcción actuarían más tarde como una fuerza impulsora importante detrás de la forma en que las ciudades de todo Estados Unidos alterarían el paisaje físico y cultural en la era de la posguerra.

Vista aérea de la planta K-25, Oak ridge, 1945. Imagen Cortesía de National Archives and Records Administration
Vista aérea de la planta K-25, Oak ridge, 1945. Imagen Cortesía de National Archives and Records Administration

La escala y la velocidad de su construcción por sí solas actuaron como un punto de inflexión importante en el ámbito del diseño. A diferencia de los métodos tradicionales de planificación anterior, estas ciudades tenían que estar completamente contenidas, lo que significa que estaban casi obligadas a ser completamente autosuficientes en todos los sentidos para que el mundo exterior nunca supiera sobre la naturaleza del trabajo que se producía allí. Incluso las grandes y prominentes empresas de diseño de la época participaron en la creación de estas ciudades. Skidmore, Owings & Merrill (SOM) fue responsable del diseño de Oak Ridge, que eventualmente albergaría a casi 100,000 residentes al final de la guerra.

Flat Top House, Oak Ridge, 1944. Imagen Cortesía de National Archives and Records Administration
Flat Top House, Oak Ridge, 1944. Imagen Cortesía de National Archives and Records Administration

Además de planificarse en secreto, la velocidad vertiginosa a la que se construyeron estas ciudades se vio favorecida por los avances en el diseño modular y prefabricado. Las casas en Oak Ridge se construyeron con tablas de Cemestro, un producto hecho de cemento comprimido y fibras de asbesto, se construyeron en una técnica de línea de montaje para que una casa pudiera entregarse al gobierno de los Estados Unidos cada treinta minutos. Dada la asombrosa velocidad de la construcción, uno de los aspectos críticos del diseño fue el amplio espacio verde y los pasillos peatonales. A pesar de la intensidad y el ritmo de la investigación que se realiza en estos sitios, hubo un grado de normalidad y preservación ambiental en las ciudades, lo que también plantea interrogantes sobre los métodos de planificación urbana modernos. Si los planificadores de estas comunidades vigiladas pudieron planificar cuidadosamente los espacios verdes y proteger las características naturales del sitio, ¿por qué es difícil hacer lo mismo hoy?

Sin embargo, no todo se consideró un gran trabajo, también hubo aspectos más oscuros para estas ciudades. La tierra para los desarrollos fue confiscada a los residentes existentes, obligándolos a abandonar sus hogares y sus trabajos. En Washington, la tierra fue arrebatada al pueblo Wanapum, un grupo de nativos americanos cuya identidad estaba fuertemente ligada a la región y al cercano río Columbia. Dada la época, la raza también jugó un papel importante en el desarrollo de estas ciudades. La segregación se diseñó en el plan en Oak Ridge, lo que obligó a los residentes negros a vivir en pequeñas chozas que estaban separadas de la parte principal de la ciudad, las cuales se encontraban segregadas por género, dividiendo a las familias y añadiendo deficiencias a las formas de habitar.

Remolque con enrejado decorativo, Oak ridge, 1944. Imagen Cortesía de National Archives and Records Administration
Remolque con enrejado decorativo, Oak ridge, 1944. Imagen Cortesía de National Archives and Records Administration

A pesar de su historia cuestionable, el legado del proyecto Manhattan proporcionó el diseño moderno con el surgimiento de la firma de Arquitectura, Ingeniería y Construcción (AEC). Al final de la guerra, y una vez que estas ciudades se hicieron públicas, la atención se centró en cómo replicar más de ellas, o tomar las lecciones aprendidas y aplicarlas a la expansión de otras ciudades del país que estaban creciendo rápidamente para buscar formas de crear un movimiento de expansión urbana exitoso.

SOM, por su mano dura en el Proyecto Manhattan, había crecido rápidamente en tamaño a más de 600 empleados y eventualmente se convertiría en la firma de arquitectura corporativa más influyente en la era de la posguerra. Serían una de las empresas que liderarían el camino en los métodos de construcción y construirían más grandes, más altas y más rápido, de una manera que nunca antes se había hecho. Su trabajo también redefinió por completo el papel de un arquitecto para incluir responsabilidades de ingeniería y planificación que aún tienen una gran influencia en la práctica arquitectónica moderna.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Overstreet, Kaley. "Los misterios detrás de la planificación urbana de Manhattan, Nueva York" [Unraveling the Urban Planning Mysteries behind the Manhattan Project] 23 sep 2020. ArchDaily Perú. (Trad. Arellano, Mónica) Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/948288/los-misterios-detras-de-la-planificacion-urbana-de-manhattan-nueva-york> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.