10 consejos para diseñar edificios más saludables

10 consejos para diseñar edificios más saludables

El ser humano pasa la mayor parte de su vida dentro de un edificio, ya sea para vivir, trabajar o jugar. El COVID-19 acentuó aún más este problema durante el período de aislamiento, mostrando la necesidad de pensar en proyectos de construcción más saludables y confortables.

Este artículo presenta algunos consejos para pensar proyectos más saludables, enfatizando la importancia de tener un pensamiento sistémico que considere diferentes disciplinas, como la arquitectura, la ingeniería, la ciencia de los materiales, la mecánica, la fisiología, la psicología, entre otras.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 2 de 1410 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 3 de 1410 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 4 de 1410 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 5 de 1410 consejos para diseñar edificios más saludables - Más Imágenes+ 9

Estudia los sellos de certificación ambiental

Existen varios sellos de certificación ambiental en el mercado, que tienen como objetivo trazar pautas y estrategias para proyectos más sustentables. Entre ellos, los más utilizados en los proyectos brasileños son el Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED) y la Alta Calidad Ambiental (AQUA-HQE). Entre estas estrategias se pueden mencionar: uso más eficiente del agua, energía y materiales, reducción de la generación de residuos y emisiones de gases de efecto invernadero, mejora de la calidad del aire interior, reciclaje de materiales, mayor comodidad de los usuarios, entre otras. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó una guía sobre Edificios Verdes que aborda estas estrategias y presenta una lista de los principales sellos de certificación ambiental utilizados en Brasil.

Cuando se trata más específicamente de la salud de los proyectos y el bienestar de los usuarios del edificio, la certificación WELL Building puede considerarse una de las principales referencias, siendo evaluados los siguientes elementos: (1) Aire, (2) Agua, ( 3) Nutrición, (4) Iluminación, (5) Fitness, (8) Comodidad, (9) Mente y (10) Innovación.

Estos sellos presentan criterios cuantitativos que pueden servir de guía durante el proyecto, por ejemplo, ¿cuál es el límite que un determinado material puede tener de alguna sustancia tóxica? ¿Cuáles son las dimensiones mínimas del ambiente para una mejor ventilación e iluminación natural? Se pueden utilizar como una forma de diseñar edificios más saludables, especialmente la certificación WELL.

El diseño universal debe ser una de las directrices del proyecto

El diseño universal tiene como objetivo producir proyectos, productos, equipos y espacios que consideren toda la diversidad de la sociedad: desde niños, adultos altos y bajos, enanos, ancianos, mujeres embarazadas, obesos, personas con alguna necesidad específica o con movilidad reducida.(CARLETTO , CAMBIAGHI, 2016). Estos autores publicaron un cuadernillo que trata sobre el diseño universal, al que se puede acceder aquí.

Algunas estrategias de diseño son esenciales, como pasillos abiertos y espacios libres lo más planos posible, con pocos obstáculos, con pocos cambios bruscos de nivel y transiciones suaves entre diferentes áreas (CAO, 2020). Es muy importante que se especifiquen suelos que favorezcan la circulación de sillas de ruedas y personas con otras dificultades de movilidad, como personas mayores, mujeres embarazadas, personas con discapacidad visual, etc., utilizando principalmente materiales antideslizantes. Los accesos como escaleras, ascensores, rampas también deben estar equipados con equipos y accesorios adecuados. El mobiliario y los espacios también deben adaptarse, pensando en proyectos polivalentes y multifuncionales.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 4 de 14
La importancia de la acesibilidad. Imagen © Hiroyuki Oki

Hacer un buen diseño de la envolvente del edificio.

La envolvente, formada por fachada, cubierta y forjados, es uno de los elementos principales de un edificio. Tiene varias funciones: térmica, acústica, impermeable, estética, durabilidad, eficiencia energética, etc. El agua es una de las principales causas de “enfermedades” (manifestaciones patológicas) en los edificios, y uno de los problemas que más afecta a la salud de los usuarios es la aparición de moho. De esta manera, se debe realizar un buen proyecto de impermeabilización, lo que, lamentablemente, no es una práctica común en el sector de la construcción civil brasileña.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 10 de 14
Impermeabilización de cubiertas. Cortesía de Sika

Adicionalmente, algunos elementos importantes que sirven como barrera contra el agua suelen estar mal especificados o incluso inexistentes en los proyectos, entre ellos: antepechos, bandejas de goteo, tapajuntas, canaletas, etc. Permiten que el agua que llega a la fachada o cubierta sea destinada a otro lugar, reduciendo la posibilidad de que entre en los edificios.

Otros problemas habituales en las fachadas de los edificios son las juntas y fisuras mal diseñadas o ejecutadas que aparecen por diversos problemas constructivos que acaban sirviendo de acceso a la entrada de agua en los edificios. Es necesario elegir adecuadamente los materiales que se utilizan en las juntas y prestar atención a la vida útil, ya que con el tiempo es necesario reponer este material, como forma de garantizar una mayor impermeabilidad. ¡Un buen Plan de Mantenimiento es clave para un buen diseño de envolvente!

Finalmente, otro lugar donde es común tener problemas es en los cimientos y contenciones de los edificios que también necesitan ser impermeabilizados para protegerse contra el agua proveniente del suelo, también llamada humedad ascendente.

Además del tema del agua, la envolvente jugará un papel crucial en el tema de la ventilación, la iluminación y el desempeño acústico, que también están directamente relacionados con el bienestar de los usuarios de un edificio. Estos temas serán tratados en las siguientes secciones.

Priorizar la ventilación natural

La ventilación natural tiene importantes ventajas: es un recurso natural y gratuito, no desperdicia energía, mejora el confort térmico, reduce la humedad ambiental, renueva el aire y elimina contaminantes, ahorra energía y reduce las emisiones de CO2 relacionadas con la climatización artificial.

Un aspecto importante cuando se quiere aprovechar la ventilación natural es diseñar ambientes de profundidad limitada que permitan la ventilación cruzada en el ambiente. El tamaño y la posición de las aberturas es fundamental, ya que no pueden ser demasiado pequeñas ni demasiado grandes. Para este último caso, se puede aumentar la ganancia de carga térmica (para climas más cálidos) o la necesidad de calefacción artificial (para climas fríos).

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 9 de 14
Proyecto Beijódromo – Universidad de Brasilia (UnB). Imagen © Joana França

El tema de la ventilación natural es aún más importante para climas más húmedos, como las ciudades ubicadas en las zonas costeras (Río de Janeiro, Salvador, etc.) y las ubicadas en la región de la selva amazónica (Belém, Manaus, etc.). João Figueiras Lima (Lelé) fue uno de los arquitectos brasileños más importantes en cuanto al uso de estrategias bioclimáticas, principalmente ventilación e iluminación natural, y dejó un importante legado. Los proyectos de salud de la Red Sarah Kubitschek son referencias y ejemplos destacados de la arquitectura brasileña. Uno de sus últimos proyectos, el Beijódromo, ubicado en la Universidad de Brasilia (UnB), aplica estas estrategias de manera muy eficiente, como es el caso de su auditorio, en el que sus fachadas laterales están compuestas por persianas móviles, donde es posible funcionar sin el uso de aire acondicionado e iluminación artificial.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 5 de 14
Hospital Sarah Kubitschek Salvador. Imagen © Nelson Kon

¡Pero ten cuidado! ¡En regiones muy contaminadas, permitir la ventilación natural puede traer sustancias tóxicas y dañinas a los edificios! Para estos casos se pueden pensar en filtros o soluciones híbridas con el uso de ventilación mecánica y para algunos proyectos, la ventilación totalmente mecanizada será la mejor solución.

Piensa en la iluminación natural y circadiana

Los proyectos que permiten la iluminación natural traen algunas ganancias, entre ellas: ahorro con el uso de iluminación artificial y mejora del confort psicológico de los usuarios. Para ello, la profundidad de los ambientes y el tipo de cerramiento (que debe ser transparente o al menos translúcido) son requisitos importantes.

Cuando se trata del uso de la iluminación natural, existen varias soluciones. Actualmente, existen en el mercado vidrios específicos que dejan pasar únicamente la luz natural y al mismo tiempo sirven de barrera a la transmisión del calor, que pueden ser utilizados en fachadas con grandes superficies acristaladas.

El uso de materiales translúcidos como el u-glass o el policarbonato puede ser una estrategia inteligente. En el Museu de Arte do Rio (MAR) se utilizó u-glass en toda la fachada de uno de sus edificios, lo que permite que el sistema estructural sea visible para los extraños y una cantidad mínima de iluminación disponible para los internos. Otra solución interesante es el uso de dispositivos móviles de protección solar, como persianas, que pueden ser activados por los propios usuarios del edificio en momentos de incomodidad.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 12 de 14
Museo de Arte de Río. Imagen © Leonardo Finotti

Incluso al pensar en proyectos más saludables, se ha destacado la llamada iluminación circadiana. Este tipo de iluminación está directamente relacionada con el sistema circadiano humano (ritmos diarios de 24 horas), que se da en el famoso “reloj biológico”. El cuerpo humano regula su funcionamiento, principalmente en términos hormonales, en función de la intensidad y calidad de la iluminación natural. Desde el momento en que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo dentro de un edificio y muchas veces sin acceso a iluminación natural e iluminación artificial fija, este ciclo natural se desorganiza.

Así, uno de los principales factores a considerar en la iluminación circadiana es la cantidad de banda azul del espectro de luz (que es similar al color del cielo del mediodía). Se recomienda que durante el día haya una mayor exposición a esta banda azul para que las personas estén más alertas y productivas en el trabajo, mientras que por la noche se debe reducir esta exposición para no causar problemas de sueño (BOSBOOM, s.d).

Invierte en un buen rendimiento acústico

El ruido excesivo es uno de los principales problemas a los que se enfrentan muchas personas en los edificios, ya sea procedente del exterior, o procedente de viviendas vecinas o plantas superiores. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el valor de 55 decibelios (dB) como el límite tolerable de exposición de las personas la mayor parte del tiempo. Para que te ubiques, una conversación común, en un tono normal, alcanza unos 60 decibelios, mientras que el umbral del dolor ronda los 120 dB (SOUZA, 2020). En base a estas referencias, los edificios y sus entornos deben diseñarse para garantizar un buen comportamiento acústico, acorde con el tipo de uso y actividad que se va a realizar (oficina, biblioteca, aula, ocio, etc.).

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 14 de 14
Niveles de decibelios para diferentes actividades. Imagen © Eduardo Souza (ArchDaily)

La norma de desempeño (ABNT NBR 15575:2013) trajo una evolución a la cuestión de la acústica en las edificaciones brasileñas, con la necesidad de cumplir con requisitos mínimos de diseño. Pero, lamentablemente, a pesar de que es un estándar no tan actual, todavía es común encontrar proyectos que no cumplen con sus requisitos.

Cuando se habla de desempeño acústico, es interesante pensar en estrategias basadas en el tipo de ruido que se necesita mitigar. Por ejemplo, cuando pensamos en ruidos externos, ¡una buena envolvente (principalmente fachada y sus elementos) juega un papel clave! La elección del sistema constructivo adecuado debe tener en cuenta el potencial de atenuación acústica. ¡El tipo de ventana que se utiliza juega un papel fundamental en el rendimiento general de la fachada! Actualmente existen varias opciones, como las ventanas aislantes que ofrecen un mayor confort acústico.

En ambientes internos, existen diversas soluciones, como mantas acústicas que se pueden utilizar sobre losas y tuberías (que también pueden generar ruidos desagradables), revestimientos especiales, aislamiento acústico, entre otros. Es muy común que las personas no acepten bien el sistema de paneles de yeso, como los tabiques, porque piensan que tiene un bajo rendimiento acústico. Sin embargo, gran parte del problema radica en que no se utiliza el aislador ya que es un sistema que fue desarrollado para tener un aislamiento entre sus capas.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 11 de 14
Techos acústicos. Cortesía de SOUNDSCAPES Formas | armstrong brasil

Un lugar donde puedes encontrar mucho material interesante sobre acústica de edificios es la Asociación Brasileña de Calidad Acústica ProAcústica. Traen diversas noticias, cursos de perfeccionamiento y publicaciones de la zona, que pueden ayudarte durante tu proyecto.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 13 de 14
Sistema de paneles de yeso. Cortesía de Panel Rey

El tema acústico es aún más importante cuando el proyecto se construye en zonas críticas, como la proximidad a calles muy transitadas, zonas comerciales, etc. Así que mantente atento y no escatimes en soluciones, ¡porque todos merecen tener una buena noche de sueño y un momento de descanso!

Presta atención a la especificación de materiales y muebles

Muchos materiales de construcción y muebles utilizados en el interior de los edificios pueden traer sustancias nocivas y tóxicas para los humanos. Entre estas sustancias cabe mencionar los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), que normalmente están presentes en mayor concentración en pinturas, barnices, productos de madera encolada, papeles pintados, aislantes térmicos, productos de limpieza, entre otros. El término volátil significa que el compuesto se volatiliza, es decir, se convierte en gas, a temperatura ambiente y puede llegar a las vías respiratorias de las personas.

Entre los COV, el formaldehído es uno de los más críticos, debido a su alta toxicidad, que puede causar irritación en los ojos y las vías respiratorias. Cuando está presente en el aire a niveles superiores a 0,1 ppm (partes por millón), provoca lagrimeo y sensación de ardor en ojos, garganta y nariz (CARMO, 1999).

Actualmente, muchas certificaciones ambientales, como LEED, WELL, entre otras, traen límites que estos materiales deben tener en términos de concentración de VOC totales e incluso específicamente de formaldehído, lo que puede ayudar al diseñador durante la especificación de estos materiales. Ya existen en el mercado algunos productos con un contenido bajo o incluso libre de COV. El blog SustentaArqui cuenta con una lista de materiales, evaluados en base a indicadores de sustentabilidad, y estos indicadores hacen referencia al efecto que este material provoca en la salud de los ocupantes del edificio.

Algunos materiales, como la tierra cruda, que se puede utilizar como revestimiento en el interior de los edificios, tienen la propiedad de “respirar” y absorber parte de estos contaminantes y permitir un mejor comportamiento higrotérmico.

Un organismo que puede causar problemas relacionados con la salud de los usuarios es el ácaro, el cual es común en algunos tipos de revestimientos y muebles como alfombras, tapetes y telas. Por lo tanto, presta atención a las especificaciones de estos materiales y proporciona a tu cliente cómo y cuándo se debe realizar la limpieza.

Piensa en proyectos biofílicos

El concepto de biofilia está relacionado con la afinidad por los sistemas vivos o naturales. En arquitectura e interiorismo se ha generalizado en los últimos años como solución para proyectos más saludables y confortables. Dentro de las estrategias utilizadas ha sido el uso de muros, paredes, fachadas y techos verdes, uso de materiales naturales como madera, bambú, piedra, tierra, entre otros. Estos materiales tienen el “poder” de traer más calma al ambiente y brindar una sensación de rescate de los orígenes naturales del ser humano. El periodo de aislamiento provocado por el COVID-19 llevó a muchas personas a dejar sus casas “más verdes”, lo que demuestra una relación directa entre pensar en esta estrategia ¡para proyectos de edificación más saludables!

Grandes y famosos estudios de arquitectura como Foster + Partners han invertido en el uso de biomateriales, en particular madera, como el proyecto del Centro de Tratamiento del Cáncer en el Reino Unido y la última tienda de Apple en Bangkok, Tailandia.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 2 de 14
Centro de tratamento de cáncer – Reino Unido. Imagen © Nigel Young / Foster + Partners

¡Pero ten cuidado! Especialmente cuando se utilizan soluciones con plantas (como muros, fachadas y cubiertas) y que tienen contacto directo con el agua, es fundamental que se realices un buen diseño y ejecución del sistema de impermeabilización y drenaje para evitar la aparición de hongos y otros microorganismos, lo que podría causar serios problemas de salud.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 3 de 14
Uso de madera e vegetación. Imagen © Dilanka Bandara

Comprender el poder y el impacto del color.

Los colores están directamente relacionados con el comportamiento y la sensación de bienestar de los usuarios. Por ejemplo, los colores considerados cálidos, como el rojo, el amarillo y el naranja, son más dinámicos y tienden a provocar sensaciones de confort y estimulación en las personas. Sin embargo, debido a que son más intensos, pueden "cansar los ojos". Por otro lado, los colores fríos como el verde y el azul tienden a dar una sensación de calma y ligereza. Desde esta perspectiva, la creación de una paleta de colores es una alternativa para brindar diferentes sensaciones en la percepción del espacio con una influencia indirecta en la salud de los usuarios (DELAQUA, 2020).

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 8 de 14
Paleta de colores. Imagen © Luis Diaz Diaz

La elección de los colores más adecuados dependerá mucho del tipo de proyecto y del usuario que habitará el edificio. En un escenario donde las personas pasarán más tiempo dentro de los edificios, este tema es aún más importante. Quizás, una buena solución sea hacer un proyecto más versátil y multifuncional, que permita al usuario cambiar de entorno u opciones para no cansarse de ese color en concreto. Elegir el mobiliario adecuado es un elemento fundamental para un proyecto más armonioso. Actualmente, con el uso de la Realidad Aumentada, ya existen varias aplicaciones de empresa que permiten realizar pruebas virtuales en el entorno de colores y tipos de muebles, lo que facilita mucho la decisión de diseño.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 7 de 14
Uso de realidad aumentada para especificación de muebles y elección de colores. Imagen © Par

Mantén tu atención en la aparición de nuevas tecnologías

Las tecnologías de la Industria 4.0 como la inteligencia artificial, internet de las cosas (IoT), big data, entre otras, han permitido una serie de nuevas herramientas que pueden ayudar a proyectos de edificación más saludables. Entre estas herramientas, el uso de sensores en ambientes interiores que puedan medir diferentes niveles de contaminantes, como el CO2, la humedad del aire, la temperatura, los COV e incluso, recientemente, el virus que causa el COVID-19, tienen un gran potencial. Permiten conocer en tiempo real el nivel de contaminantes y así pensar en estrategias para mitigar o mejorar las condiciones del edificio.

Algunas empresas como Steelcase ofrecen soluciones con este tipo de herramientas para monitorear el ambiente interno en tiempo real. La startup brasileña Omni-eletronica también desarrolla tecnologías similares, ofreciendo servicios para monitorear la calidad del aire, el agua, la ocupación y el movimiento de los usuarios de edificios. Finalmente, es importante enfatizar que las tecnologías deben ser vistas como un medio/herramienta y no como el fin de un proyecto, ya que de nada sirve emplear una tecnología si no aporta ningún beneficio al ocupante del edificio.

10 consejos para diseñar edificios más saludables - Imagen 6 de 14
Supervisión de ambientes en tiempo real. Cortesía de Steelcase

Referencias bibliográficas
Cao, Lilly. "Que tipos de pisos residenciais facilitam a circulação de cadeiras de rodas?" [What Types of Residential Floors Favor Wheelchair Circulation?] 18 Jul 2020. ArchDaily Brasil. (Trad. Souza, Eduardo) Acessado 27 Ago 2020.
Carletto, A. C.; Cambiaghi, S. Desenho universal: um conceito para todos.
Carmo, Adriano Trotta. Qualidade do ar interno / A.T. Carmo, R.T.A. Prado. São Paulo: EPUSP, 1999. 35 p. (Texto técnico da Escola Politécnica da USP, Departamento de Engenharia de Construção Civil, TT/PCC/23
David H. Bosboom. A iluminação centrada no humano
Eduardo Souza. "O que são decibéis? (Ou como os ruídos afetam nossa saúde)" 24 Mai 2020. ArchDaily Brasil. Acessado 22 Ago 2020.
Victor Delaqua. "A importância das paletas de cores em um projeto de arquitetura" 22 Jun 2020. ArchDaily Brasil. Acessado 22 Ago 2020.

Lucas Rosse Caldas es ingeniero civil, ambiental y sanitario. Doctor en Ingeniería Civil (PEC/COPPE/UFRJ). Investigador del Centro de Docencia e Investigación de Materiales y Tecnologías de Bajo Impacto Ambiental en la Construcción Sostenible (NUMATS). Profesor del Programa Ejecutivo de Posgrado en Medio Ambiente de la COPPE/UFRJ e imparte cursos sobre edificios y ciudades sostenibles en el Instituto de Arquitetos do Brasil (IAB-RJ). Consultor para el sello de certificación de edificios sostenibles EDGE Buildings.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Caldas, Lucas. "10 consejos para diseñar edificios más saludables" [10 Dicas para projetar edificações mais saudáveis] 02 oct 2022. ArchDaily Perú. (Trad. Arellano, Mónica) Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/989730/10-consejos-para-disenar-edificios-mas-saludables> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.