Canal San Carlos de Santiago, ¿Taparlo?

Canal San Carlos de Santiago, ¿Taparlo?

Cerca de 60 años se tardó en construir el Canal San Carlos, una obra de ingeniería que tomó las aguas del río Maipo para regar las tierras del sur oriente de Santiago.

Las investigaciones de Memoria Chilena de la Biblioteca Nacional de Chile lo explica muy bien, desde los comienzos de su historia con los primeros conquistadores hasta el actual rol de colector de aguas de lluvias prestando servicios a la ciudad.

Hoy en día, surge un nuevo proyecto que busca cubrir el canal para convertirlo en un nuevo parque. Felipe Combeau, el autor, nos cuenta en detalle con sus propias palabras:

Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos

El 2027 se cumplirán 200 años de la construcción del Canal San Carlos, o si se quiere de la puesta en operación y la fundación de la sociedad del canal de Maipo.

A lo largo de su historia, este canal ha sido un tremendo aporte para la ciudad de Santiago:

En su origen que sigue vigente, para aumentar el caudal del Mapocho en verano, para irrigar la agricultura del oriente del valle (acequias, alamedas, Viña Cousiño Macul), y entrado el siglo XX para la generación de energía (tranvías, iluminación pública, energía limpia), como colector de aguas lluvias del sector oriente, como principal irrigador de áreas verdes y también desde la fundación San Carlos que se ocupa de temas tan relevantes como conservación (humedal Batuco), inserción social, comunidad y familia.

Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos

La ciudad fue creciendo y este canal agrícola quedó rodeado de ciudad, y sin embargo no se ha hecho mucho al respecto, con excepción de algunos tramos que tienen parque colindante.

Esta propuesta, o más bien iniciativa buscar potenciar el aporte que ha tenido históricamente el canal, y ojalá, celebrar los 200 años con esta renovación de su relevancia para la ciudad, esta vez a través de la creación de espacios públicos.

Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos

Historia proyecto/iniciativa

Esta iniciativa parte por una motivación personal que ya tiene 10 años. El año 2010 yo vivía a un par de cuadras del canal en la comuna de Providencia, y también trabajaba en Elemental con Alejandro Aravena, que es una oficina muy estimulante y proactiva en términos de generar propuestas o proyectos concretos para mejorar la ciudad. Yo caminada todos los días por el canal, y miraba como en algunas partes era más parecido a un terreno abandonado, con veredas insuficientes, barandas poco felices, grafitis, basura. En resumen, entre Andrés Bello y presidente Errazuriz, el canal parece más una trinchera, un socavón que un elemento muy valioso para el paisaje urbano. Durante el 2011-2012 desarrollé una presentación para presentarla a diferentes actores, pero se logró avanzar mucho. Luego como suele ocurrir, la vida te revuelca para otros lados, y me casé, me fui a estudiar un master a Zúrich, y luego a trabajar a Tucson Arizona por dos años. Cuando volví a mediados del 2018 armé mi propia oficina, y este durante este año 2020 tan particular quise resucitar este proyecto porque me sigue
pareciendo relevante y necesario.

Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos

Agenda

Esta vez gracias a la colaboración de Leonardo Del Valle y Juan Francisco Guzmán, ambos arquitectos UC que trabajan conmigo, armamos una nueva estrategia para impulsar esta iniciativa desde dos frentes: por un lado bottom-up es decir desde abajo hacia arriba, a través de las redes sociales, de una página web para reunir apoyo, y entregando información en la calle, y por otro lado top-down es decir reuniéndonos con diferentes actores que intervienen directamente o indirectamente en el canal: la Sociedad del Canal de Maipo, los distintos municipios, asociaciones de vecinos colindantes, propietarios de restoranes, Metro de Santiago, y desarrolladores inmobiliarios, como Territoria, entre otros.

La idea de esta iniciativa es conseguir visibilidad y apoyo para empezar esta pelota de nieve, que tenga como consecuencia, crear más espacios públicos, más arborización, más áreas peatonales, mejores paraderos Transantiago, continuidad de las ciclovías, en resumen, mejor calidad urbana.

Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos

Precedente: The Highline

El Highline de Nueva York es un gran precedente por dos razones, la primera es porque obviamente se trata de un parque lineal que podría tener muchas similitudes con lo que estamos proponiendo, ya que tiene 2.33 km, 15 m de ancho en muchas partes. Pero lo que a mi me pareció más notable de ese proyecto fue que parte como un elemento de infraestructura ferroviaria que luego queda obsoleto y abandonado por décadas. El alcalde de NYC Robert Giuliani había firmado una orden de demolición de esa estructura, pero gracias a dos personas, Joshua David y Robert Hammond, vecinos del lugar que le vieron valor y potencial a ese lugar, se logró conservar y posteriormente convertir en un parque público, hoy una de las más icónicas atracciones de Manhattan.

Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos

El proyecto

El Canal San Carlos tiene 31.5 km de largo entre la bocatoma en el río Maipo y la descarga en el río Mapocho frente al Costanera Center. En su recorrido atraviesa y colinda con 7 comunas, 6 de ellas urbanas: Puente Alto, La Florida, Peñalolen, La Reina, Providencia y Las Condes. Entonces es un recorrido que parte en un entorno rural, para terminar en un sector urbano muy denso y de gran vitalidad, atravesando comunas con muchas diferencias socioeconómicas. En este sentido un proyecto para el canal San Carlos es inmediatamente un proyecto de integración.

Esta iniciativa tiene como ambición abarcar la totalidad del canal, en ese sentido ser un proyecto metropolitano. Y para partir, hay que partir por el final, es decir, los últimos 2.7 km que separan la comuna de Las Condes con la comuna de Providencia.

Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos

Estos 2.7 km están divididos en 8 tramos o “islas” debido a las calles que cruzan oriente-poniente. La superficie total de la suma de estos 8 tramos es de 79.500 m2, (casi 8 has) el equivalente al Parque Forestal entre el Museo de Bellas Artes y la plaza Italia. De estas casi 8 has, 4.5 has corresponden al canal a tajo abierto, es decir más de la mitad de la superficie es de alguna manera inutilizada actualmente.

Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos

Es ahí donde nosotros vemos una tremenda oportunidad para agregar más espacio público, más superficie peatonal, darle continuidad a los parques y a la red de ciclovías, incrementar la arborización urbana, y también tener la presencia del agua de una manera más limpia y próxima al peatón. Incluso podemos pensar que dado la baja temperatura que tiene el agua del canal, podríamos imaginarnos un parque con “aire acondicionado” natural, usando sistemas sustentables para manejar el agua y enfriar el aire (chorros, cascadas, espejos de agua, vaporizadores, etc.).

Por último, creemos que dentro de estos 2.7 km que separan las dos comunas, los 4 últimos tramos, entre Andrés Bello y Pdte. Errazuriz, son los más críticos dado que no tienen parque colindante, están en evidente estado de abandono, y entre Andrés Bello y Apoquindo, ya ha sido intervenido lamentablemente para habilitar las rampas de acceso vehiculares al Costanera Center. En estos 4 primeros tramos creemos que es necesario cubrirlos totalmente, pero los otros 4 tramos restantes pueden tener sectores con el canal abierto para no perder esa presencia en la ciudad.

Cortesía de Parque Canal San Carlos
Cortesía de Parque Canal San Carlos

El tercer tramo, es decir entre Apoquindo y El Bosque, tiene particular interés dado que es el único tramo con propiedades colindantes con el canal. Aquí creemos que el proyecto podría ser un detonante para reconfigurar esa manzana triangular, al inaugurar un nuevo frente urbano hacia Tobalaba, y aprovechar de peatonalizar el interior de la manzana para crear traspasos oriente-poniente.

Final e insistentemente, esta iniciativa no pretende proponer un diseño, sino que promover una acción, es decir que se haga algo al respecto, y ese “algo” tenga directo beneficio público (no privado, no vehicular). Nosotros esperamos que a partir del apoyo de diferentes sectores se logré instalar en la agenda publica y finalmente en la cartera de proyectos de las distintas municipalidades, y que en el mejor escenario podamos organizar un concurso internacional donde las mejores oficinas de diseño urbano y paisajismo puedan hacer propuestas para este “highline” de metro Tobalaba.

Entonces, ¿Taparlo? ¿No taparlo?

A continuación, dejamos la sección de comentarios abierta para conocer tu opinión.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Fabian Dejtiar. "Canal San Carlos de Santiago, ¿Taparlo?" 13 ene 2021. ArchDaily Perú. Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/954883/canal-san-carlos-de-santiago-taparlo> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.